La Rambla: Ciudad Alfarera

 

La Rambla es una Ciudad de la Campiña Baja del suroeste de la provincia de Córdoba, en pleno corazón de Andalucía. A sólo 41 km. de Córdoba Capital y a una altitud de 358 metros sobre el nivel del mar. Su situación y comunicaciones son inmejorables, a sólo 3 km. de la Autovía "Madrid-Córdoba-Málaga", y a 20 km de la Autovía de Andalucía (Córdoba a Sevilla). La superficie del término municipal alcanza 137 km², y cuenta con una población de 7.450 habitantes.

Historia

Sobre el lugar que ocupa La Rambla se asentó un poblado prehistórico en el lugar llamado "La Minilla" donde hace algunos años se hallaron unos vasos campaniformes con más de 4.000 años.

A partir de la época ibérica experimenta una importante ocupación rural. De la dominación romana existe constancia de una población merced a una inscripción fechada en el 49 a.C. donde se conmemora la construcción de la puerta de La Rambla.

En lo relativo a su nombre, decir que La Rambla ha conservado su antigua denominación musulmana "AL-RAMLA" (que significa arenal). Será hacia finales de los siglos bajomedievales cuando La Rambla alcance un lugar destacado dentro del reino de Córdoba, a ello contribuye por un lado el hecho de ser uno de los centros agrícolas más importantes de la Campiña, y por otro su privilegiada situación que la convierte en paso obligado entre la zona cristiana y el reino nazarita de Granada.


Un lugar para visitar

La Rambla situada en la cima de un cerro suave y alargado en plena Campiña Cordobesa, ofrece al visitante una interesante arquitectura religiosa con numerosas y bellas iglesias engalanadas con portadas y esbeltas torres que se perfilan sobre el hermoso paisaje campiñés. Una muestra de especial relevancia es la portada plateresca de la Parroquia de la Asunción, perteneciente al Renacimiento. Otras piezas dignas de mención son la Iglesia del Espíritu Santo, que ocupa el lugar de un antiguo convento góticomudejar, la Iglesia del Convento de la Santísima Trinidad (recientemente recuperada y abierta al culto), la Ermita de San José con portada del siglo XVII, la Ermita de la Concepción del XVIII y la Ermita del Calvario, hermosa muestra de la arquitectura neoclásica construida a principios del XVIII. Junto con el portal plateresco de la Iglesia de la Asunción situado en la bella plaza de la Cadena, destaca especialmente la llamada Torre de Las Monjas de esbelto talle, recientemente restaurada.

En el ámbito del arte religioso, La Rambla cuenta, por calidad y cantidad, con una rica imaginería. Desde el Cristo de la Veracruz (obra más antigua que data del siglo XVI), hasta otras obras de contrastada calidad como son las de Santa Teresa, el Niño Triunfante, Santa Lucía, Jesús amarrado a la columna, San Pedro, o San Juan Bautista. De gran valor está considerado el Cristo de la Expiración, una de los más bellos crucificados dialogantes que haya producido el arte andaluz. Pero la obra que sin ningún genero de duda goza de mayor fama y devoción, es la imagen rambleña del Nazareno, cuyo autor es Juan de Mesa.

 

El esplendor y la importancia de La Rambla en época medieval lo sigue pregonando la torre del castillo y fortaleza de la población, que presenta una disposición cuadrada. Es precisamente en este Torreón donde se ubica el Museo de Cerámica de La Rambla, donde se plasma un recorrido histórico de la cerámica, y se da fe de la estrecha vinculación entre esta localidad y el arte de la transformación de la arcilla. Además de este Torreón se pueden ver en La Rambla numerosas casas señoriales de lujosas fachadas, la mayoría de ellas pertenecientes al siglo XVIII, entre las que se encuentra el antiguo pósito, hoy Ayuntamiento.

Entre los rincones más característicos de la localidad se encuentran los Jardines de Andalucía, espacio arbolado de asombrosa disposición en terrazas escalonadas aprovechando la ladera natural de la localidad y que nace a la espalda de la antigua muralla del castillo; la plaza de la Constitución (adornada por el llamado Jardín de los Pajaritos), el paseo del Calvario, el paseo de las Casas Nuevas, la Calleja de las Flores, el Paseo del Ejercito o el paseo del Calvario, la Plazuela Alta y la Plazuela Baja o de San Lorenzo, etc...

De entre las fiestas tradicionales que mayor arraigo tienen en la localidad destacan la Feria de San Lorenzo (entre el 10 y 12 de Agosto), las Cruces de Mayo, el Carnaval, y una Semana Santa que año tras año adquiere mayor relevancia y reconocimiento, y que en la actualidad procesionan imágenes de 9 Hermandades.

No se debe pasar por La Rambla sin dejar de visitar la Casa-Museo del pintor, escultor y ceramista Alfonso Ariza, donde se muestra de forma permanente en seis salas multitud de obras de las más diversas facetas.

Y por supuesto hará las delicias del visitante, en un taller artesanal de cerámica, ver como de un bloque de barro surgen de las manos del artesano mágicas figuras.

Qué visitar en La Rambla

http://www.cordobaturismo.es/es/contenido/1640/la-rambla