Exposición de Alfarería y Cerámica de La Rambla

 

Desde 1.926, coincidiendo con las fiestas mayores de la localidad, en el estival mes de agosto, y en honor de San Lorenzo, Santo Patrón de nuestra ciudad, se celebra la tradicional Exposición de Alfarería y Cerámica de La Rambla. Son, en definitiva, casi ochenta los años de historia que contemplan a este evento, que lo convierten en la Exposición monográfica de alfarería y cerámica más antigua de España, y sin duda en uno de los acontecimientos más importantes de cuantos se celebran en esta localidad.

Don José Moreno (Alcalde de la localidad en 1.926), supo aprovechar y canalizar la creciente rivalidad existente entre los artesanos alfareros rambleños, para crear lo que sería el primer Concurso-Exposición denominado Iª EXPOSICION DE ALFARERíA DE LA RAMBLA. Desde su creación y hasta la década de los ochenta, a finales del siglo XX, esta exposición se configuraría básicamente como un concurso en el que poner a prueba la habilidad, destreza y creatividad de los maestros y oficiales alfareros.

Es en la década de los ochenta, cuando se producen las principales transformaciones en el seno del sector, que lógicamente tienen reflejo en la tradicional exposición.


Por un lado, los concursos, que hasta entonces sólo admitían una categoría, la de alfarería tradicional (denominada de Blanco o Bizcocho), se enriquecen con la incorporación tres nuevas modalidades, que plasman la transformación que ha acontecido en el seno del sector: así aparecen las categorías de Cerámica, Decoración y Nuevas formas. Con ello los concursos se conforman como un maravilloso recorrido por el mundo de los sentidos: donde la habilidad en el torneado de las piezas, la limpieza y pureza de los esmaltados y vidriados, la destreza en la decoración, o el diseño y la innovación, contribuyen de manera extraordinaria al esplendor de estos concursos.

Por otro lado en esta década, y con el respaldo de una Asociación de Artesanos Alfareros recién creada, la Exposición de Alfarería y Cerámica de La Rambla sufre una importante transformación. Deja de ser un concurso de alfarería y cerámica, y se convierte en una moderna exposición, con unos claros objetivos promocionales, donde conviven cuatro secciones que han sobrevivido hasta hoy: la zona de concursos, en la que como ya hemos dicho coexisten cuatro categorías, y donde se puede observar la faceta más artística y artesanal del oficio; la zona de stands de fabricantes de cerámica, donde se muestra el trabajo diario de los talleres artesanos; la zona de stands de fabricantes de maquinaria para la cerámica y de materias primas, donde se facilita el contacto entre ceramistas y sus principales proveedores; y por último el departamento de venta al "detall", donde los visitantes pueden adquirir un recuerdo. En esta década se lleva a cabo la readaptación de una antigua Parada Militar, y se construye un edificio para albergar de manera específica esta tradicional exposición: nacen las llamadas Naves de la Cerámica o Naves de la Exposición.

 

En los ochenta, como decíamos, la Exposición se moderniza al compás de los tiempos: incorpora azafatas para la atención al publico, elementos telemáticos, ordenadores, terminales bancarios, equipos de climatización y megafonía, etc.., se anuncia en TV, radio, prensa escrita, Internet, se publica una revista promocional del evento, carteles, trípticos..... la Exposición asiste a un profundo proceso de transformación y modernización.

Hoy la Exposición se encuentra ante un nuevo reto, los tiempos cambian, y el modelo organizativo, considerando especialmente las fechas en que se celebra, requiere de una redefinición. Agosto, indudablemente no es la fecha más adecuada para desarrollar una labor de promoción a nivel profesional, y por otro, estas expectativas profesionales deben cubrirse con lo que será la Feria Profesional de la Artesanía, que se espera inicie su andadura en el primer trimestre del 2005. Así pues, esta Exposición de agosto, pretende reforzar aspectos tales como los culturales, históricos, tradicionales... Para ello, se está haciendo un especial esfuerzo por mejorar los concursos de la exposición, con tres medidas muy concretas: incremento de las dotaciones económicas de los premios, apertura a la participación de artistas y artesanos de cualquier parte de España y el mundo, e incremento de la promoción de estos concursos a muy diferentes niveles (artesanos de todo el país y fuera de él, Asociaciones de Artesanos, Revistas especializadas, Escuelas de Cerámica y de Bellas Artes.. .). La apuesta a medio plazo es clara, consagrar estos concursos como unos de los más importantes en el ámbito de la alfarería y la cerámica a nivel nacional e internacional, y hacer de esta exposición un fenómeno cultural y artístico, referente obligado en el mundo de la cerámica.

En cualquier caso nadie puede dudar de que se trata, sin duda alguna, de uno de los eventos de mayor relevancia de cuantos se celebran en La Rambla, y con toda seguridad en uno de los más importantes de cuantos se celebran en España en el ámbito de la alfarería y la cerámica.

Aunque las fechas de la exposición varían, su duración viene siendo de unos ocho días, a contar desde el primer o segundo viernes de agosto, manteniendo siempre sus puertas abiertas entre el 10 y el 15 de agosto. El acceso a la misma es totalmente gratuito. ¡Visítenos... Déjese maravillar por un amplio espectro de formas y colores sin igual, una mezcla de tradición y modernidad, de arte y oficio, que despertará los sentidos y la sensibilidad del más exigente de los observadores!.